viernes, 26 de junio de 2015

Chulucanas


 
 
Aniversario de Chulucanas
 
“El 21 de enero de 1936 el Congreso aprueba la Ley Nº 8174 de creación de la provincia.
 
El 31 de enero de 1936, el presidente Benavides estampó su firma poniendo el cúmplase a la Ley (8174) que creaba la Provincia de Morropón con su capital Chulucanas, que fue elevada a la categoría de ciudad; era por entonces alcalde de Chulucanas el señor Juan Recabá Palacios Córdova. El nombre de la provincia se tomó del primer proyecto. La población de Chulucanas fue de la opinión que para poder realizar la inauguración de tan importante creación, la ciudad tenía que acondicionarse debidamente, proponiendo se les brinde el tiempo necesario para asfaltar el perímetro de la plaza principal y parte de las calles adyacentes, esto se concretizó con el aporte económico de los vecinos puesto que la municipalidad aún no contaba con los recursos para tal fin.
 
Por todos es conocido que la Inauguración se realizó el 27 de junio de 1937, cuando se desempeñaba como Alcalde (e) don Donatilo Arellano Gómez, quien después fue diputado. Fue en esa oportunidad que nuestra ciudad, recibió como regalo del Presidente, un hermoso reloj de vibrantes repiques de campana que marcaban el tiempo. Hoy todos vemos que nuestra ciudad cuenta nuevamente con un reloj, un reloj nuevo; no podíamos, como chulucanenses, permitir que faltara este elemento en nuestro paisaje, que por años formó parte de nuestra identidad.
 
El nombre de nuestra provincia proviene del cerro Morropón (hoy Cerro de la Cruz) y que está junto a la actual ciudad del mismo nombre. La etimología del término proviene, según el Dr. Carlos Arrizábala, de una expresión claramente mochica, compuesta por el genitivo “murr” (iguana) y el genérico “pon” o “pog” (cerro): Según esta tesis Morropón significa: “Cerro de la iguana”. Otros opinan que el significado del término es de origen quechua: Lugar rodeado de piedras (Morrope). En cuanto al significado del término Chulucanas existen varias hipótesis; en esto quiero dejar sentada mi posición de que no comparto aquella que menciona como su significado etimológico: cholo cano o cholo canoso, por motivo que en el Perú existen varios lugares con el nombre de Chulucanas, Chulucanitas y Canas, no siendo posible que en todos ellos existan cholos canosos; además, no es posible que estando rodeado de tantos lugares con nombres ancestrales tallanes o no, como: Vicús, Huápalas, Huasimal, Paccha, Talandracas, etc.; Chulucanas resulte siendo una isla o rareza en cuanto a su nomenclatura. Sí creo que el Cholo Cano es parte de un relato oral recogido por el padre Miguel Justino Ramírez Adrianzén.
 
En los nuevos ambientes de lo que fue la antigua Biblioteca Municipal aún puede apreciarse el hermoso mural del “Vate” Héctor Manrique Carrasco, pintado por nuestro paisano Manuel Ancajima Rumiche. “El Vate”, fue el verdadero defensor, y junto al pueblo organizado, creador de nuestra provincia.
 
Forma parte también de nuestra historia como provincia, la lucha por nuestro Proyecto de Irrigación del Alto Piura, empresa que liderada por el “Moisés del Alto Piura”, don Pablo Víctor Guido Raffo Varona (Fdo.), está a punto de ser una realidad. Cómo no recordar también, la participación de Nacho Távara, el sacrificio de Bruno Suarez, la participación de los jóvenes estudiantes con sus maestros y maestras, y todo el pueblo en su conjunto. Hoy, la lucha continúa y está liderada por nuestro pastor Monseñor Daniel Turley Murphy.
Tomado de: “Historia de Chulucanas y la provincia de Morropón”, del profesor Gonzalo Vicente Calle.


jueves, 18 de junio de 2015

Chilalito piurano

 
                                                                                                                               Foto: Cortesía LCC.

sábado, 13 de junio de 2015

Breves datos históricos

 
 
 
 
 
 
“Durante la guerra con Chile, esta parte de la patria se cubrió de gloria, por actos heroicos de resistencia a la ocupación, desarrollados por hermanos pobladores de nuestra serranía. Entre el 20 y 23 de noviembre de 1881, las tropas enemigas entraron por Olmos y tomaron Morropón; desde allí salieron dos columnas para ocupar Chalaco y Santo Domingo. Los dominicanos enterados, se organizaron liderados por el líder comunero Vicente García Córdova, para rechazar al invasor en el lugar denominado “El Altillo”, entre Santiago y Pambarumbe, conocido también como “La Quebrada de la Guerra”. Vencidos los chilenos, posteriormente, Vicente García es muerto en Piura por los gendarmes, junto con otros comuneros, en un intento por tomar Piura reclamando la posesión de sus tierras. Esta historia está narrada de manera magistral en la obra “Repican las Campanas” de Don Antolín Castillo Castillo (periodista, tío de nuestro actual alcalde). “
 
Extraído de “Historia de Chulucanas”, del profesor Gonzalo Vicente Calle http://chulucanasnoticias.blogspot.com/2013/01/historia-de-chulucanas-y-la-provincia.html.